Tetonas, Tetazas y Tetas grandes


Nuestra secretaria ya llevaba algunos meses detrás del jefe calentándole la bragueta hasta que al final éste no se nos pudo contener, fué a su despacho y le pidió si le podía imprimir unos documentos que tenía que entregar, pero ella le propuso un juego mucho más comprometedor y salvaje, hacerlo en la misma mesa que ella llevaba trabajando meses, y es que las nuevas secretarias tetonas no hay forma de contenerse cuando te piden un gran favor.

secretarias tetonas rubias tetonas

Comenta tus tetonas