El negocio de la pornografia, una industria millonaria

Estamos actualmente frente a una sociedad muy sexualizada, siendo este un tema que se mantiene en debate por el significado o las implicaciones que puede conllevar ya que se tiene a quienes defienden este tipo de industria, considerándola como un arte donde se presentan mujeres hermosas desnudas, mientras que otros la consideran un empleo poco convencional e incluso peligroso dependiendo de dónde se realice. La pornografia es una industria que se ha vuelto habitual, estando a la disposición de todos los usuarios a nivel mundial, llegando hasta a influir en el comportamiento de las personas.

La pregunta más común para quienes consumen este tipo de servicios o quienes los producen es, qué hay detrás de la pornografia, cómo es el manejo del dinero, etc. El porno o la industria pornografica se posiciona de segunda entre los negocios de entretenimiento, con un volumen importante de capital quedando detrás de los videojuegos, aunque se mantiene delante de otras industrias importantes como la del cine. Los números que genera se pueden comparar con la suma del negocio de la música y del deporte profesional, aunque este se mantendría por encima el porno.

Económicamente hablando, la industria pornografica supera la de bebidas alcohólicas y a la industria farmacéuticas, siendo importantes pilares en la sociedad y en el desarrollo de la misma. Esto muestra el impacto que ha tenido desde su popularización. Apenas en el 2005 se facturaba alrededor de 57.000 millones de dólares, una cifra que con el paso de los años se ha incrementado, principalmente por las facilidades que se tienen hoy en día para acceder a los contenidos de adultos, protegiendo la privacidad de quienes consumen.

Según diferentes estudios, el primer negocio que domina el internet seguido de las compras en línea, son el porno, los juegos y la pornogrfia infantil, produciendo esto una cifra alarmante que continúa aumentando, aún con todos los esfuerzos que se hacen para la eliminación y combate de la misma. Los usuarios a nivel mundial de pornografia gastan por cada segundo unos 2.500 euros, mientras que una cifra común diaria de espectadores de algún portal de pornografia la elevan a más de 28.000 usuarios.

Anteriormente cuando estaba la guerra entre el VHS y el Betamax por ser el estándar utilizado, la pornografia fue de los aspectos fácticos determinantes para la victoria del VHS, pudiendo decirse que gracias a esto se popularizaron las cintas que todos teníamos en casa. Con la llegada del internet se han aumentado los servicios electrónicos que podemos utilizar para realizar muchas de las actividades cotidianas, haciendo el tiempo y la eficacia de los mismos totalmente diferente. Por ejemplo, la gran problemática de la pornografia infantil se ha hecho más difícil de destruir ya que los consumidores utilizan bitcoins.

Este tipo de moneda no deja rastro y asegura el anonimato. Aunque hay compañías que se podrían utilizar para cancelar las visitas, ponían a los usuarios en aprietos al salir reflejadas en las cuentas como los registro de operaciones. Son problemas comunes pero que a las personas que visitan los portales parecen no ser importantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *