Acceder a portales de porno ahora es más sencillo

En la actualidad son más las personas que visitan numerosos portales pornográficos en busca de un poco de emoción, algo que resulte diferente al día a día y con la versatilidad que nos brinda el internet al contener gran variedad de páginas para elegir, aunque con muchas de ellas debemos tener cuidado para no ser vulnerables sin saberlo por ciber criminales, los cuales existen y se multiplican con rapidez según diferentes investigaciones realizadas sobre el tema. Entre las páginas más visitadas destacan las que tienen variedad de categorías ideales para todos los gustos, así como las páginas de citas y hasta para escorts, un negocio que ha prosperado en las últimas décadas, siendo un perfecto ejemplo el portal eulaliaroig.com.

El estudio realizado mostró un número relativamente bajo de los sitios que hospedan programas maliciosos o también conocidos como malware, siendo estos los que pueden exponerte al peligro sin darte cuenta. Muchas de estas personas realizan prácticas dudosas para sacarle el dinero a los visitantes diariamente.

La creciente competencia entre proveedores de contenido adulto ha creado un ecosistema que fácilmente se presta para los crímenes cibernéticos a mayor escala, advirtieron así, diversos expertos en seguridad informática.

También se pudo constatar, que muchos de los consumidores de pornografia en línea están expuestos constantemente y vulnerables en el sistema informático. Esta investigación tuvo como principal objetivo comprobar la veracidad que existe en los sitios pornograficos, lo que puede resultar peligroso en algunos casos. Estudios han comprobado que estas plataformas tienen altos márgenes de ganancia en otras instancias del porno, aunque son pocos los análisis que se han hecho sobre su seguridad.

Un 12% de los sitios web, ahora ofrecen algún tipo de material pornografico y un 70% de los visitantes son hombres menores de 24 años. Dicha investigación comenzó con un análisis de diferentes sitios pornograficos, los que luego se clasificaron para entender la operación de esta industria.

Un usuario promedio puede tener dificultad en diferenciar un sitio porno honesto de uno que no lo es. La distinción en este tipo de páginas viene con los sitios que cobran por servicios y los que ofrecen contenido de forma gratuita. Los sitios pagos ceden parte del contenido a sitios gratuitos, siendo esta una mejor forma de estimular el tráfico en la misma.

De los 35.000 dominios de porno analizados, el 90% eran sitios gratuitos. Según los mismos investigadores, un 3.23% de ellos se llenan de trampas informáticas como spyware, adware y virus. Mientras que una gran cantidad de otras páginas emplean prácticas dudosas con las que mantienen atrapados un mayor tiempo a sus visitantes. Estos generalmente incluyen programas pequeños que hacen difícil  abandonar la página, redirigiendo a los usuarios a otros sitios afiliados.

Muchos de los sitios están involucrados en el conocido tráfico de clics, siendo la única fuente de ingresos en los sitios gratis, aunque este tráfico puede ser explotado de otras maneras. En los sitios más populares tienden a vender el servicio a aquellas personas que buscan aumentar su audiencia, o redirigen a los visitantes a otros sitios con contenido pago.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *